Técnicas de venta eficaces para pequeñas empresas

Debe creer en lo que vende. Si se apasiona por su negocio, sus clientes también se entusiasmarán. A medida que construya su equipo de ventas, tenga en cuenta que cada persona tiene un método de venta único que se adapta a su personalidad. Forme a su personal sobre cómo tratar a los clientes especiales que pueden requerir una atención especial.
Venta a baja presión

La mayoría de los compradores temen a los vendedores que ejercen presión. Eduque a sus clientes sobre las características y valores de su producto. Si es posible, lleve un artículo a las visitas de venta para mostrarlo y contarlo. Demostrar su producto en persona permite al comprador probarlo y hará que su visita sea memorable. Explique por qué deberían comprarle a usted. Nunca hable mal de la competencia. Mantener el foco en su empresa y en lo que ofrece puede dar más beneficios que las tácticas de venta contundentes.
Escuche a sus clientes

Haga preguntas y deje que el cliente hable. Dedíquele toda su atención y averigüe qué es lo más importante para él. Una vez que tenga una idea de lo que buscan en un producto o servicio, podrá ajustar su discurso de ventas en consecuencia.

Ayudar a los compradores a ahorrar dinero a su empresa suele ser una de las razones. Ofrecerles un servicio de atención al cliente excepcional y una entrega rápida podría estar en lo más alto de su lista. Escuchar las peticiones de sus clientes podría abrir la puerta a productos y servicios adicionales para aumentar su negocio.
Conozca su negocio

No sólo su empresa, sino el sector. Manténgase al día de las nuevas tecnologías y productos relacionados con lo que vende. Deje que sus clientes sepan que usted está instruido en todos los aspectos de la industria y que pueden acudir a usted si tienen alguna pregunta.
Establezca una relación

Conozca a sus clientes. En un mundo de grandes almacenes y competencia en línea, puede recordar a los clientes que no son sólo un número, sino que son especiales. Preste atención a sus intereses y aficiones. Mantenga un archivo de cada cliente para recordarle las pequeñas cosas antes de llamarle. Es una forma amistosa de demostrarles que te preocupas por ellos, y puede producir algunos tratos extra.
Mantenga el contacto

La frecuencia con la que llame o visite a sus clientes puede depender del tipo de negocio que tenga. Preste atención a los hábitos de consumo y hágales una visita justo antes de que vayan a realizar su próximo pedido. Mantenga a todos los clientes informados de los nuevos productos y servicios tan pronto como estén disponibles. Asegúrese de hacerles saber que pueden ponerse en contacto con usted si tienen preguntas. Facilite al cliente su teléfono móvil y su dirección de correo electrónico. Estar al día de sus necesidades de productos o servicios podría darte la ventaja que necesitas para superar a la competencia.Sistema de gestión de relaciones con los clientes

Los registros del historial del cliente son importantes para todas las facetas de su negocio. Los registros pueden almacenarse manualmente en la oficina, pero para ser más productivo, considere un sistema de gestión de las relaciones con los clientes al que puedan acceder tanto sus empleados como los clientes. Organice a sus clientes empezando por el punto de contacto inicial. Las tendencias de compra pueden controlarse observando las fechas y las cantidades de cada pedido. Los elogios, las quejas y los problemas de atención al cliente también pueden introducirse y ser resueltos por los miembros del personal autorizados.
Pida el negocio

Tanto si está al teléfono como si hace una llamada personal, pida siempre al cliente un pedido al final de su visita. Es probable que usted haya hecho el trabajo preliminar; no pierda la oportunidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.