¿Qué es un empresario individual?

Con más de 17 millones de empresas que operan en Estados Unidos, casi el 70% de los negocios funcionan como empresas unipersonales. Además de la relativa sencillez en comparación con las grandes empresas, abrir una empresa individual es un método de bajo coste para entrar en el mundo de los negocios. Desde consultores y autónomos hasta contratistas independientes, casi cualquiera puede crear una empresa individual.
Como su nombre indica, la “empresa individual” se refiere a un negocio que pertenece a un solo propietario y no debe confundirse con una sociedad. No hay impuestos de sociedades y el propietario único paga el impuesto sobre la renta por los beneficios generados. La persona que organizó el negocio paga el impuesto sobre la renta de las personas físicas por los beneficios obtenidos. Esto hace que el procedimiento contable sea relativamente sencillo para el empresario individual, que además goza de total autonomía en la toma de decisiones empresariales.

Crear una empresa unipersonal es fácil. Uno de los principales pasos es obtener una licencia comercial local (también puede ser necesario un permiso de impuesto sobre las ventas). Para determinados negocios, como los restaurantes o los despachos de abogados, puede necesitar otras licencias locales o estatales. Aparte de las normativas legales y las licencias, hay otros factores importantes que hay que tener en cuenta a la hora de crear una empresa unipersonal. Tendrá que crear un plan de negocio, desarrollar campañas de marketing y publicidad, establecer un presupuesto y encontrar formas de financiar su negocio.
Ventajas y desventajas de una empresa unipersonal

Muchos propietarios de empresas eligen operar como empresa unipersonal para aliviar los difíciles procedimientos fiscales que acompañan a otras formas de operación. Como propietario único, sólo tiene que presentar una declaración de la renta individual (formulario 1040 del IRS) que incluya sus pérdidas y beneficios empresariales. No hay restricciones en cuanto al número de personas que puede contratar y, desde el punto de vista fiscal y legal, no hay distinción entre usted y su empresa. Por lo tanto, puede contratar a todas las personas que desee y también contratar a contratistas independientes si es necesario. Al tener el control total de su negocio, los propietarios únicos toman todas las decisiones empresariales teniendo en cuenta la ley.
El empresario individual no es para todos los propietarios de negocios, especialmente los que no están dispuestos a asumir todos los riesgos. A diferencia de una corporación o LLC, su negocio no existe como una entidad legal separada. Todo su patrimonio personal y sus activos están vinculados a la empresa. Otro inconveniente es la imposibilidad de reunir capital con facilidad. Los propietarios no pueden vender acciones como lo hacen otras sociedades, por lo que tienen que buscar métodos alternativos para reunir el capital necesario para ampliar su negocio.La elección de la mejor estructura empresarial repercutirá en última instancia en el éxito de su negocio. La elección de la mejor estructura empresarial influirá en última instancia en el éxito de su negocio. Asegúrese de sopesar todos los pros y los contras antes de decidir si esta estructura le conviene.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.