Monopolio vs. Oligopolio

Tanto el monopolio como el oligopolio se refieren a un tipo específico de estructura económica de mercado, pero entender las diferencias e implicaciones de ambos puede ser difícil. Este artículo explicará las diferencias clave para entender un monopolio frente a un oligopolio.
Monopolio

Un monopolio se refiere a un mercado económico para un producto o servicio específico en el que sólo hay un único proveedor de ese servicio. Esto significa que el único proveedor, ya sea una entidad gubernamental o una corporación, puede dictar los precios y otros factores y que los consumidores finales, en su mayoría, tienen que aceptarlo. En muchos países los monopolios están mal vistos y los gobiernos se oponen activamente a ellos, y en casos extremos como el de la Standard Oil han obligado a las empresas a dividirse en entidades más pequeñas. La razón es que el gobierno y el público en general quieren evitar situaciones en las que una empresa pueda dictar las condiciones a la gente y cobrar mucho más de lo justificado por su producto porque no hay alternativas.

Muy pocos sectores tienen un monopolio, aunque en los últimos años tanto Microsoft como Google se han visto acosados por investigaciones y acciones gubernamentales dirigidas a sus casi monopolios en sus respectivos sectores. En cierto modo, esto es el resultado de un éxito excesivo, ya que ambos llegaron a la cima y vencieron a su competencia para acabar siendo el líder del mercado por un margen insuperable.
Oligopolio

Un oligopolio se refiere a un mercado económico en el que hay un pequeño número de actores, ya sean gobiernos o empresas, que dominan la industria. Aunque en algunos sectores esto es suficiente para mantener un entorno competitivo, en el que cada uno trata de vencer a los demás, existe el riesgo de que el número limitado de actores se coluda.

Históricamente, un ejemplo destacado de oligopolio ha sido la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), donde un número limitado de países ha dictado la producción y los precios del petróleo a la economía mundial. Esto ha cambiado significativamente con el tiempo, ya que cada vez más países se convierten en productores de petróleo, pero la OPEP sigue teniendo un papel importante en la economía mundial. El embargo petrolero de la OPEP en 1973 fue un ejemplo clave de lo que puede ocurrir cuando los productores se confabulan para fijar los precios, donde los precios del petróleo aumentaron globalmente más del 300% en unos pocos meses.
Muchos gobiernos limitan la creación de mercados en condiciones de oligopolio sometiendo a revisión las grandes fusiones. Tanto la industria del petróleo como la de las telecomunicaciones en Estados Unidos han visto cómo se revisaban las grandes fusiones para garantizar que la industria no se volviera tan estrecha que los consumidores se vieran perjudicados.

Ambas estructuras de mercado van a suponer, por lo general, una posición negativa para los consumidores, ya que éstos estarán a merced del capricho de una sola empresa o de un grupo limitado de empresas. Uno de los principales riesgos de que se produzca una estructura de monopolio u oligopolio es que entonces puede resultar casi imposible que un nuevo competidor entre en el mercado. O bien nunca podrían competir a la misma escala, o bien la empresa monopolista podría permitirse vender con pérdidas o sin beneficios hasta que el nuevo competidor se retire.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.