Formas de sacar dinero de su negocio

Puede haber varias razones por las que un empresario quiera vender un negocio. A menudo, es la única fuente disponible para conseguir una cantidad sustancial de efectivo.

Una encuesta de la CNBC/Asociación de Planificación Financiera reveló que el 70% del patrimonio de los propietarios de pequeñas empresas está invertido en sus negocios y sólo el 30% está fuera de sus empresas.

También es posible que los propietarios de empresas quieran sacar dinero para poder iniciar una nueva aventura. Sea cual sea el motivo, vender una empresa al precio adecuado nunca es fácil.

Es aconsejable llevar a cabo todo el proceso de forma sistemática y bien pensada.

Venta de acciones o venta de activos

Esta es la primera cuestión que hay que decidir. Por lo general, el comprador prefiere la venta de activos, ya que el equipo, las instalaciones, el fondo de comercio y las licencias de la empresa se transfieren, mientras que el pasivo a largo plazo permanece en manos del vendedor.

Los compradores también estarían protegidos de cualquier reclamación que se planteara por un periodo anterior, ya que la propiedad legal de la empresa seguiría siendo del propietario original.

Una venta de acciones, por otro lado, transferiría la propiedad legal de la empresa al comprador. Esta es una forma más sencilla de vender una empresa, ya que no sería necesario transferir cada activo por separado.

Recuerde que el traspaso de una empresa unipersonal, una sociedad colectiva o una sociedad de responsabilidad limitada no puede realizarse mediante una venta de acciones, ya que estas entidades no tienen acciones. Las entidades empresariales de este tipo pueden venderse mediante la transferencia de la participación en la sociedad o de los socios.

No oculte nada

Sea sincero sobre los puntos fuertes y débiles de su empresa. El comprador agradecerá recibir toda la información relevante directamente de usted.

Un posible comprador investigará sin duda su empresa. Si esto arroja algunos datos que usted ha suprimido, le resultará difícil explicar la razón por la que no ha proporcionado detalles antes.

De hecho, el comprador podría sospechar que no está siendo sincero sobre la situación real de su empresa y le resultaría más sencillo marcharse.

Ocúpese de las cuestiones de propiedad intelectual

Si su empresa tiene alguna patente o marca registrada, podría servir para aumentar su valor. Pero registrar una patente es un proceso largo y caro. Si quiere aprovechar este factor, tendrá que iniciar el ejercicio con bastante antelación a la fecha de venta prevista.Iniciar el proceso de registro de una marca tiene otra ventaja. Es posible que descubra que ha infringido inadvertidamente la marca de otra empresa. Es necesario solucionar este problema antes de poner su empresa a la venta.

Valoración

Llegar a un precio de venta es una cuestión muy subjetiva. Lo mejor es contratar a un tasador profesional de renombre para que realice una valoración. Intente conseguir uno que conozca su sector. Aunque el comprador no esté de acuerdo con todas las cifras del informe de valoración, sin duda le proporcionará un punto de partida en el que basar la contraprestación final de la venta.

Vender una empresa lleva tiempo

La venta de una empresa es un ejercicio que requiere mucho tiempo. También es, como mínimo, tan complicado como crear una.

Si tiene prisa por vender, tendrá un efecto negativo en el precio de venta. Debe preparar su empresa para la venta identificando los problemas que puede plantear un comprador y tomando las medidas correctoras necesarias. Sobre todo, asegúrese de que sus libros de contabilidad están actualizados y en orden.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.