Cómo dejar un trabajo

Independientemente de lo que sientas por tu trabajo o por tu empleador, renunciar a un trabajo nunca es algo fácil de hacer. Mucha gente se siente angustiada al decirle a su jefe que quiere renunciar, pero es importante que lo maneje de manera profesional. Es muy probable que necesites a tu empleador para que te dé una referencia para tu próximo trabajo o al menos para uno en el futuro, así que irte en malos términos no es una buena idea. Estas son algunas medidas que debes tomar cuando estés listo para dejar tu trabajo.
Habla con tu jefe

Lo primero que hay que hacer es concertar una reunión formal con tu jefe para comunicarle que estás preparando tu renuncia. Si hay aspectos concretos que te han llevado a dejarlo, debes estar abierto a discutirlos con tu jefe. Puede ser que quiera retenerte y esté dispuesto a buscar formas de hacerlo.
Avisar con antelación

Es importante que avises con suficiente antelación a tu empleador, al menos el periodo de tiempo especificado en tu contrato. Es un gesto de cortesía, ya que su empleador necesitará tiempo para encontrar a otra persona que ocupe su puesto. Si ya has encontrado un empleo alternativo, tu nuevo empleador esperará que así sea y normalmente estará abierto a mantener el puesto hasta que estés listo para empezar.
Escriba una carta formal

Dejar un trabajo es un proceso formal y, tanto si lo has hablado con tu jefe como si no, también debes escribir una carta. La carta no necesita entrar en detalles, es sólo una declaración para hacerles saber que te vas y cuándo terminarás.
Entrevista de salida

Si te piden que participes en una entrevista de salida, es conveniente que estés dispuesto a hacerlo. Las entrevistas de salida son útiles para los empresarios, ya que les proporcionan información sobre los motivos por los que los empleados se marchan y pueden ayudarles a mejorar en el futuro. Es importante ser honesto durante este proceso, pero no hacer acusaciones ni culpar a la gente por su decisión. Nunca se sabe si querrá volver en el futuro, así que es importante marcharse con una buena nota. La entrevista de salida debe ser directa, pero también debe proporcionar a la empresa información útil sobre los motivos por los que se ha marchado.
Pida referencias

Probablemente necesitará una referencia de su empleador en algún momento y ésta es la oportunidad perfecta para pedirla. Puede ser difícil obtener una referencia más adelante, ya que la gente va y viene de las organizaciones, y esto puede ser perjudicial para conseguir trabajo en el futuro. También es una buena idea pedir una recomendación para tu página de LinkedIn. Cuanto más tiempo pase después de tu salida, menos dispuesto o capaz estará tu jefe de darte la referencia. Es una buena idea pedirla en este momento, mientras tu desempeño está todavía fresco en su memoria.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.