Realización de entrevistas de trabajo – Cómo contratar

La contratación de los candidatos adecuados es una de las responsabilidades más importantes de la alta dirección. Si una organización no cuenta con personas de alto calibre, será difícil alcanzar sus objetivos.

Desgraciadamente, muchas empresas no dan al proceso de identificación y contratación de los mejores profesionales la importancia que merece. En consecuencia, se arriesgan a cargar con personal incompetente que se convierte en un lastre para el rendimiento de la empresa.
Un proceso de entrevistas bien pensado es crucial para identificar a los candidatos más adecuados. Estos son algunos puntos que pueden utilizarse para que el procedimiento de entrevista sea productivo y ayude a encontrar a los mejores contratados.
¿Tiene claros sus requisitos?

Lo ideal es tener una descripción del puesto de trabajo. Esto le ayudará a formular sus preguntas de manera que cubran todos los aspectos del papel propuesto por el candidato en su empresa.

¿Tiene la persona que está entrevistando los conocimientos y la experiencia necesarios para ocupar el puesto vacante en su empresa? ¿Ha realizado el candidato trabajos similares para anteriores empleadores?

Una descripción del puesto de trabajo puede ser muy valiosa en el proceso de la entrevista. Ayudará a quienes realicen la entrevista a enmarcar sus preguntas de manera que puedan establecer que el candidato tiene las habilidades y la experiencia requeridas.
Prepare la entrevista

Una buena regla general es dedicar el doble de horas a la preparación de la entrevista que a la reunión con el candidato.

¿Incluye el currículum detalles sobre todo el historial laboral de su posible empleado? Si hay lagunas, hay que averiguar el motivo.

En el currículum se enumeran los logros, los proyectos completados y otros detalles relacionados con el trabajo que el posible empleado ha realizado en funciones anteriores. Será útil formular preguntas en torno a ellos para ver la seguridad con la que el candidato responde.
No apresure la entrevista

Dé al candidato el tiempo necesario para responder a sus preguntas. Es una buena idea permanecer en silencio durante un momento después de haber dado una respuesta. Esto puede hacer que la persona entrevistada ofrezca más información.

También es útil hacer preguntas como “¿Cómo lo hiciste?” o “¿Cuáles fueron las razones?” al final de las respuestas que te han dado. Esto dará al candidato la oportunidad de aportar más detalles y demostrará que está escuchando realmente lo que se dice y que está interesado en las respuestas que se le dan.
Compruebe las habilidades de comportamiento

Los conocimientos técnicos y la experiencia pertinente no son suficientes para garantizar el éxito en un puesto de trabajo. La entrevista debe revelar si el candidato encajará en la cultura de su empresa. La persona que está considerando debe tener la capacidad de llevarse bien con sus compañeros de trabajo.

La ausencia de don de gentes o la incapacidad para trabajar en equipo es un factor que anula el trato y usted debe hacer preguntas específicas que ayuden a revelar estos rasgos. Es aconsejable rechazar a aquellos que no saben trabajar en equipo, independientemente de sus habilidades técnicas o de su experiencia.
Dé a la entrevista la importancia que merece

Recuerde que la entrevista es un proceso bidireccional. Mientras usted hace preguntas, el candidato se está formando una impresión sobre la empresa. Los mejores se incorporarán sólo si creen que la empresa es un gran lugar para trabajar.

Por último, no olvides informar de tu decisión a los que no consigan el puesto. Es lo justo y servirá para mejorar la reputación de su empresa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.